1. Knoud desató su lengua y le dijo que la amaba y quería hacerla su esposa. Apenas acabó de pronunciar estas palabras, observó que Juana se demudaba y palidecía, dejaba caer sus brazos y respondía con voz grave y afligida:

    -“No te hagas desgraciado, Knoud, ni me hagas desgraciada a mí. Yo seré respecto de ti como una buena hermana, en quien puedes tener plena confianza; pero nada más que una hermana.”

     
  1. ugly-lady-blue likes this
  2. rosarioflores posted this